domingo, 29 de noviembre de 2015

Que Ocurriría Con Tu Mascota Si Algo Te Sucediera a Ti?



Por lo general pensamos que son nuestras mascotas las que dejarán este mundo primero que nosotros, pero.... ¿Qué pasaría si algo nos ocurriese? una enfermedad, una tragedia, algo inesperado... ¿Quién se quedaría a cargo de tu mascota?, ¿comida, cuidados, amor?¿Quién lo amaría tanto o más que tu?

Preparandose para lo Inesperado:

Para asegurarte que tu hijo de 4 patitas quede en buenas manos después de tu partida es indispensable que planees y designes al papá o mamá adoptivo.

1.-  Llama a un amigo; busca a un amigo o familiar que ame los animales y que este dispuesto a atender a tu mascota en caso de emergencia o en caso que algo te suceda, dales el duplicado de tu casa, instrucciones de horarios de alimento y medicina para tu mascota y no te olvides de darle los datos del veterinario de cabecera. 


2.- Deja notas de "En Caso de Emergencia" tipo sticker en la puerta de tu casa, ventanas, billetera, bolsa, cartera, etc.  De este modo, las personas que respondan a una alerta de emergencia, como incendio, etc;  sabrán que clase de mascota tienes y donde encontrarla. 

Mi mascota esta solo en casa:
Si me enfermo o accidento,
por favor comuniquese con la persona en mensión
para que cuide de mi mascota.


3.- Haz arreglos formales.  Algunas veces no es suficiente que un amigo tuyo haya prometido cuidar de tu mascotita.  Para asegurar que todo se disponga como lo planeado has un testamento especial y designa una cantidad de dinero para el cuidado de tu mascota, además especifica la persona que se hará cargo de ella y su futuro. (No, no es exagerado).



Muchos de nosotros consideramos a nuestras mascotas como mienbros de nuestra familia. Y así, de la misma forma que como padres responsables planeamos el cuidado y futuro de nuestros hijos y estos estén cubiertos en caso de alguna tragedia; estos planes deben extenderse también a nuestras mascotas. 

No olvides compartir la información :)

Fuente:
Brooke Arnold
The Catington Post

Traducción:
Silvia Castro