domingo, 6 de septiembre de 2015

El Gato, un maestro Zen


Hace unos años mi maestra de iniciación en Reiki me dijo un día, los gatos son maestros Zen; me quede pensando y me sonó a verdad.  En aquel entonces sólo tenía una gatita, y me dediqué a observarla y entender esa frase que escuché,  de pronto lo vi!, lo entendí,  todo tenia sentido.

El gato representa la cautela, la paciencia, el silencio,  el misterio, la entrega y la fortaleza;
Yuki

El gato es cauteloso, sabe en quien debe confiar,  al parecer tienen un sentido especial donde puede sentir la energía de las personas y sus intenciones mas profundas, esas intenciones que ni las mismas personas están conscientes de tenerlas.  El gato te observa, te mira, te analiza, y si después de un rato se acerca con sigilo hasta sentarse cerca de ti, a tu lado o hasta en tus faldas entonces tómalo como un cumplido porque eres merecedor de su confianza.

El gato te enseña la paciencia,  sabe esperar por lo que necesita sin apuro ni torpezas, puede quedarse horas esperando a un ratón salir de su guarida,  o mirar fijamente y por mucho rato a un ave esperando el momento perfecto para cazar.

Aimi
El gato te enseña el silencio y la meditación, el observar su entorno y estar PRESENTES en cada momento,  te enseña el principio fundamental de la meditación, el Ser y Estar.  Un gato puede estar incluso totalmente relajado, ojos cerrados, pero a su vez alertas ante cualquier situación que pase en el entorno.

El gato es misterioso,  se dicen que los gatos tienen una gran habilidad psíquica, pero también son sanadores, se dice que un gato puede sentir las energías densas en un ambiente o en una persona y transmutarlas, reciclarlas, limpiarlas.  Incluso se dice que los gatos tienen la capacidad de interactuar con el espíritu de una persona o animal muerta.  Y en definitiva,  hay mucho que desconocemos del comportamiento felino, es por ello que también se llevan el galardon del misterio!

El gato se entrega totalemente, se entrega al momento, al juego, a la persona que lo ama y cuida, se entrega a la caza, se entrega totalmente a la siesta y el descanso.  Es un maestro que te enseña a disfrutar del momento presente en su máxima expresión.

Bear
El gato te enseña la fortaleza y las ganas de vivir!,  los gatos son valientes, soportan el dolor de una manera increible, tienes que conocer muchísimo a tus gatos para darte cuenta cuando algo no anda bien,  es por ello que cuando un gato llega a presentar síntomas de una enfermedad probablemente ya este en el punto de sufrimiento máximo.  Pero así como toleran bastante el dolor y la enfermedad, también tienen la gran capacidad de recuperación y de adaptación.  Ahora tengo 7 gatos, y eso significa haber tenido que visitar al veterinario por diferentes razones, tuve una gatita que de un momento a otro le dio parálisis parcial y al tercer dia de terapia ya caminaba casi normal, y otra que rescaté de las calles y tuvieron que amputar una pata, para una semana más tarde verla correr y jugar como si nada hubiese sucedido.

Cuando escuche aquella frase de mi maestra espiritual,  amaba a mi única gata en aquel entonces, ahora tengo el privilegio de tener 7 gatos y de amarlos, cuidarlos y respetarlos del único modo que se puede amar a un ser tan hermoso!